Mitos sobre la barrera de entrada en marketing online

Defensa de football americano

El marketing online es la panacea laboral

El marketing online está de moda. Las oportunidades laborales no paran de aumentar. Aparecen nuevas profesiones con nombres muy llamativos (growth hacker, content curator, tag management…) y no es necesario un título universitario.

Hoy en día, las certificaciones de Google están al alcance de cualquiera con un mínimo de conocimiento o picardía.  Aparentemente, la barrera de entrada es insignificante, te basta con lo mismo que necesitas para subir fotos a Facebook. Hay cientos de cursos gratuitos y blogs que te cuentan las 10 claves infalibles para ser un gran profesional. No es necesario formación técnica, tienes WordPress y miles de plugins. Ofreceremos servicios de SEO, social media, SEM, analítica web y lo que surja. Lo único complicado será elegir entre “especialista” o “experto” en el perfil de Linkedin. Nada puede fallar.

El final del cuento de hadas

La ironía es evidente pero no debe ser tan obvio. He conocido personas que se creyeron el “paraíso digital” y se lanzaron a la aventura freelance e incluso montaron una “agencia”.  Pronto descubrieron que no era tan sencillo: la web del cliente ha sido penalizada por el Panda de Google, la campaña de Adwords consume el presupuesto sin generar leads, los datos de Analytics se corrompen por el spam referral, la web esta hecha en Joomla 1.5 y es insegura, los concursos de Facebook son acaparados por #participoycomparto, fallan los script de conversión con Tag Manager… ¿te suena? Si no te resulta familiar es que aun no conoces el día a día del marketing online.

Mitos del marketing online

Mitos del marketing online

Si estas pensando en dedicarte al marketing online, te animo a conocer los mitos que giran en torno a la profesión de moda:

No es necesario tener titulación

Mito:  De hecho, no hay formación reglada, ni la habrá. La velocidad a la que cambia este sector deja obsoleto cualquier programa de estudios y desdice la eficacia del ministerio de educación cuyos plazos de estudio y aprobación son del siglo pasado.

Realidad: El hecho de no necesitar un diploma, no te libra de tener una base de conocimiento sólida que deberá ser actualizada constantemente. Este es el precio a pagar por trabajar en un sector floreciente. No importa el nivel que alcances, siempre será insuficiente. No se puede saber de todo pero muchos “profesionales” están cegados y limitados por aquello que ni siquiera saben que desconocen.

Ya no se valora como antes la titulación. Puedes tratar de acreditarte con las certificaciones de Google Adwords o Analytics pero la pregunta que te harán es ¿qué sabes hacer? Para ello deberemos demostrar nuestro aptitud, ya sea por proyectos realizados o in situ.

Te puede interesar leer: “Estudia y tendrás trabajo de por vida” Nos mintieron.

No es necesario conocimiento técnico

Mito: Existen multitud de utilidades que suplen la carencia de conocimiento técnico. ¿quién necesita saber programar teniendo WordPress? Los plugin lo arreglan todo.
Puedo hacer auditorias SEO con webs que me lo dan todo hecho, solo hay que pulsar un botón. Adwords tiene opción manual y va como un tiro. Y he oído que existe algo llamado “Tag Manager” que borra de un plumazo a los programadores.

Realidad: Sin una base técnica lo vas a pasar mal. No es necesario programar de memoria pero sí perderle el miedo al código. Por otro lado hay que conocer como funciona aquello que manejamos
Cada vez que trabajo con un equipo nuevo, les imparto una formación técnica. Todos la agradecen porque aunque no se profundice les capacita para saber qué pasa y explicárselo a los clientes. Puedes ver la presentación de esa formación de marketing online técnico en este megapost.

No requiere de inversión previa

Mito: Dadme una conexión a Internet y moveré el mundo. Con un portátil y 150 megas de fibra eres el rey del mambo. Tu casa es tu oficina y tudominio.com es tu primer proyecto. Costes cero, solo con tu conocimiento, trabajo e ilusión puedes ofrecer servicios de manera profesional.

Realidad: Como en cualquier actividad, se incurre en gastos:

  • Hacienda: Puedes aguantar una temporada trabajando en B pero al final un cliente te pedirá facturas y se te acabarán los favores a amigos-autónomos.  Cuotas, impuestos, IVA y asesoría pasan a formar parte de tus gastos mensuales.
  • Web personal: Registraste un dominio y el hosting más barato pero al final te sale caro por continuas caídas e incidencias. Decides contratar un alojamiento decente que por supuesto cuesta más. Merece la pena, eso sí.
  • Herramientas: Empiezas con un PC conectado y vas tirando pero pronto descubres que para competir te vendría bien usar herramientas y las que te gustan son de pago y no son baratas. Suma y sigue.
  • Publicidad: No te conoce nadie así que te toca difundir tus servicios o al menos tu marca personal. La publicidad en redes sociales tiene un coste y tu tiempo también..
  • Formación: No es un gasto, es una inversión pero de primeras se come tus ahorros de la misma manera. la formación es necesaria. Los cursos son caros y no siempre buenos. Hay que saber elegir bien.

Hay trabajo de sobra

Clics de playmovil haciendo la cola del paro

Mito: El porcentaje de inversión destinado a publicidad online va en aumento año tras año. Las empresas adquieren conciencia de la importancia de la digitalización. Cada poco tiempo se crea una profesión nueva. Hay trabajo para todos.

Realidad: Hay mucho trabajo pero poco empleo. ¿Para qué contratar a alguien con un perfil limitado pudiendo disponer de profesionales especialistas por horas? Todo ese volumen de trabajo se traduce en proyectos para lo más preparados. Existe un reducto, los que lo hacen por cuatro perras. Al final es engordar para morir. O eres bueno y te vendes bien o tiras los precios. Solo uno de los dos sobrevive.

No cuesta mucho detectar necesidades en clientes; lo que sí requiere esfuerzo es cerrar proyectos. Muchos se quedan en nada con la perdida de horas no cobradas. La competencia es feroz, cualquier agencia o particular ofrece toda clase de servicios, desde SEO hasta buzoneo. Para el cliente es difícil distinguir el “grano de la paja” y a menudo de deciden por el precio. Si quieres destacar, hay que trabajar sobre tu marca personal y difundirla.

Te puede interesar leer: Cómo destacar el mundo laboral y encontrar trabajo usando internet.

Conclusión

Hay un aumento de demanda de profesionales de marketing online. Aunque aparentemente la barrera de entrada es pequeña, la complejidad de sector dificulta la entrada a nuevos aspirantes. Hay varios obstáculos, por un lado está el conocimiento técnico y por otro la formación continua que puede dejar atrás a muchos.

Una vez advertido, si sigues interesado en ser un profesional de marketing online, podemos ayudarte. Te formamos en SEO, Analytics, AdwordsTag Manager. No somos formadores, somos profesionales de marketing a los que nos encanta enseñar. Sabemos de lo que hablamos.

5 Comments

  1. Jzfilms 9 febrero, 2016
    • Gorka Goikoetxea 9 febrero, 2016
  2. Jose 15 marzo, 2016
    • Gorka Goikoetxea 15 marzo, 2016
  3. Jose 16 marzo, 2016

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.